ARTEMISA/MATRICARIA (TANACETUM PARTHENIUM)

Hierba  de borde de caminos, con numerosas cabezuelas pequeñas con flores radiadas blancas y centrales amarillas, tallos erguidos, finalmente acanalados, de 60 cm de alto. La planta tiene un olor acre muy intenso, y es rechazada por las abejas.

Recibe otros nombres como altamisa, artemisa, matricaria, tanaceto, hierba santa maría.

La artemisa es originaria de la región de los Balcanes. Llegó a América a través de Europa; en nuestro país se crece como maleza al borde de los caminos, campos, terrenos abandonados. Es una planta muy resistente, y una vez sembrada florece durante varios años sin cuidados especiales, necesita un suelo bien drenado, firme, fangoso y enriquecido con abono. El uso tradicional más antiguo documentado es el de prevenir y curar dolores de cabeza, se emplea además para tratar trastornos ginecológicos, artritis, reumatismo, neuralgias, fiebre y en cuadros de jaqueca, por cuanto reduce la frecuencia de intensidad de las mismas, al mismo tiempo que mejora los síntomas asociados (náuseas, mareos, vértigos o vómitos).

Está contraindicado en el embarazo, lactancia y en personas que utilizan medicamentos anticoagulantes.

 

 

 

1.- Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana

 

Anuncios